Hotel Rural Torreblanca

Todos los secretos de nuestra cocina

Receta de cordero asado con patatas

Normalmente, los platos que suelen llevar más elaboración suelen quedar relegados a ocasiones especiales como puede ser una celebración de cumpleaños, un aniversario, Navidad, etc. Si dentro de poco tienes una celebración, te vamos a enseñar a hacer una receta tan deliciosa como diferente, cordero asado con patatas.

Los ingredientes que necesitaremos para la elaboración de este plato son:

Receta de cordero asado con patatas
  • 2,5Kg y medio de cordero.
  • 250 mililitros de vino blanco.
  • Cuatro patatas.
  • Dos cebollas pequeñas o una grande.
  • Un limón.
  • Dos dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Un poco de romero, tomillo y albahaca.
  • Sal y pimienta negra recién molida (a discreción)

Modo de elaboración del cordero asado con patatas

El primer paso que debemos dar es precalentar el horno a 180 grados para que cuando hayamos preparado la carne ya podamos meterla directamente y cocinarla.

Por otro lado, en una bandeja pondremos la cebolla cortada en juliana y sobre esta cuna colocaremos las piezas de cordero tras haberlas salpimentado a nuestro gusto.

Por otro lado lavaremos las patatas y las cortaremos como queramos, bien sea en cuadrados, en “pellizcos” o incluso en panadera, aunque hay que tener cuidado de no cortarlas demasiado finas porque podrían acabar quemándose y nuestro plato no quedaría bien.

Cuando las tengamos peladas y picadas las pondremos sobre la bandeja donde tenemos el cordero. El siguiente paso es exprimir el limón y echar el zumo por encima de los ingredientes que hay en la bandeja.

Haremos lo mismo con el aceite, el vino blanco, el ajo muy picado y las hierbas que hayamos seleccionado. Usaremos un pincel para repartir los ingredientes por la superficie, procurando centrarnos sobre todo sobre las piezas de cordero.

Meteremos la bandeja en la parte media del horno durante unas dos horas y tenemos que vigilarlo poco a poco, siempre controlando que ni se seque ni se queme. Para evitar que se queme podemos usar un cucharón con el que napar la carne con los propios jugos de la bandeja.

Cuando la carne se separe del hueso nos revelará que está hecho, por lo que ya podremos emplatar si queremos, procurando poner las patatas con cebolla a modo de cuna o en un lateral del plato.

Después colocaremos la pieza o piezas de cordero y con un cucharón bañaremos la carne y el resto de ingredientes con la salsa, con lo que le aportaremos un plus de sabor.

Para que salga bien este plato es aconsejable que las piezas de cordero sean todas de un tamaño similar dado que si los ponemos de diferente tamaño no se hornearán de una manera homogénea. Por otro lado hay que recordar la importancia de precalentar bien el horno y procurar no pinchar mucho la carne para que esta no pierda sus jugos.

La paciencia es la base de este plato, que puede llevarnos tranquilamente unas dos horas o más, dependiendo siempre del tamaño de las piezas de carne. Es un plato simple y tradicional, que nos recuerda sobre todo al sabor de las recetas de siempre.