Hotel Rural Torreblanca

Todos los secretos de nuestra cocina

Bizcocho de naranja

Los bizcochos de antes eran todos iguales. Eran muy simples, pues tenían los mismos 4 ingredientes de siempre: medio kilo de harina, azúcar, mantequilla y huevos. Pero el bizcocho ha evolucionado y cambiado a lo largo de los años, y esta básica relación de ingredientes se ha ajustado y pulido. Además se le han añadido otros ingredientes más. Lo mismo ha ocurrido con la tarta de manzana casera, ya no es igual.

Mientras que el bizcocho tradicional era seco y soso, y tenia que verter un almíbar para humedecerlo y endulzarlo, el bizcocho actual tiene un delicioso sabor, además de una aterciopelada textura. es muy jugoso y no necesita de almíbar o glaseado para gustar, se defiende bien él solo.

Bizcocho de naranja

Ya no hay que mojarlo en leche para poder tragarlo, ahora se puede servir hasta de postre, por lo ligero y delicioso que resulta.

El cambio en los ingredientes, sin duda, a resultado fundamental para lograr esto. Ahora hay varios tipos de harinas y levaduras, así como grasas con las que poder trabajar mejor.

Esta receta os enseñará cómo hacer un bizcocho con sabor a naranja:

Ingredientes

  • 1 y 1/2 tazas de harina bizcochona
  • 2 y 1/2 cucharaditas de levadura Royal
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 gr de mantequilla, a temperatura ambiente, además de más para engrasar el molde
  • 1 y 1/2 tazas de queso ricotta
  • 1 y 1/2 tazas de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • la ralladura de 1 naranja
  • 2 cucharadas de Amaretto (opcional)

Modo de elaboración

Precalentamos el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo y engrasamos un molde de 23x13 cm con mantequilla.

En un recipiente, tamizamos la harina, la levadura en polvo y la sal. Revolvemos todo para que se integren. Reservamos.

Con una batidora de varillas eléctrica, mezclamos la mantequilla, el queso ricotta y el azúcar, durante unos 3 minutos, hasta que la mezcla esté esponjosa y ligera. Sin parar de batir, añadimos los huevos de uno en uno. Incorporamos la vainilla, la ralladura de naranja y el Amaretto, y revolvemos todo hasta que se combine bien.

Añadimos los ingredientes secos a los húmedos y seguimos batiendo, justo hasta que se incorporen. Vertemos esta mezcla en el molde preparado y lo introducimos en el horno durante 45-50 minutos, hasta que al introducir un palillo en el centro, este salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos que enfríe sobre una rejilla durante 10 minutos antes de desmoldarlo para que enfríe completamente.